Sky Burger Club

 

Este restaurante fue un auténtico reto, convertir una oscura taberna irlandesa en un trocito de la ciudad de NY.

Un skyline de hierro a medida, ladrillo visto original del local, microcemento en el suelo, señalética realizada con chapas de las más míticas estaciones de metro hacen que cenar allí sea una auténtica experiencia neoyorkina.

Todo ello acompañado de una cromática, mobiliario, iluminación y acabados dignos del estilo loft americano.