Proyecto de vivienda en Valdemarín

Proyecto de reforma e interiorismo.

En esta vivienda los clientes, un matrimonio joven, querían dar un cambio íntegro a la casa con un aire más actual.
Las prioridades en este proyecto fueron: cambiar la cocina, reformar uno de los baños de la casa y una nueva distribución en el salón/comedor.
De la reforma cabe destacar que se cambiaron todos los suelos de la vivienda, utilizando una tarima más cálida en dormitorios, salón, cocina y zonas de paso.
En la cocina, se optó por una tarima en tonos grises jugando con un mobiliario rústico en colores verde y blanco, con un alicatado biselado blanco y toques vintage como la grifería y los pomos de las puertas. En ella se creó una pequeña lavandería con acceso al jardín.
El baño sigue el mismo estilo vintage que la cocina, jugando con un suelo hexagonal blanco para dar mayor sensación de amplitud y sacarle más partido. Se alicató hasta media altura combinando con un color verde mint.
En el salón, se hizo una nueva distribución creando zona de estar y zona de comer, con un mobiliario neutro, atemporal y cómodo para diferentes estilismos.